¿Cuáles son las funciones de un conserje?

Los conserjes, aquellas personas que nos encontramos cada día al salir de casa y que son las encargadas de mantener en orden y limpia nuestra comunidad de propietarios.

Es importante que los conserjes tengan un carácter afable y comunicativo ya que constantemente deben estar tratando con vecinos y otros trabajadores de la comunidad. También deben ser personas organizadas que sepan trabajar sin supervisión directa.

Pero, ¿cuáles son las funciones de un conserje en una comunidad de propietarios?:

  • El control de accesos es una de las funciones más importantes y que repercutirá en la seguridad de nuestra comunidad.
  • Supervisar el trabajo del personal de limpieza (si la empresa que realiza la limpieza es externa)
  • Realizar la limpieza y mantenimiento del edificio.
  • Realizar reparaciones simples y ayudar al mantenimiento de las zonas interiores de los edificios.
  • Atender hornos y calderas para garantizar el suministro de calor y agua caliente.
  • Notificar a los administradores y propietarios del edificio sobre la necesidad de reparaciones mayores.
  • Cumplimentar formularios de registro y proporcionar a los inquilinos copias de las reglas.
  • Recepción de paquetería y correspondencia.

Claves para interpretar el etiquetado de los productos de limpieza

Antes de comenzar con la limpieza de cualquier estancia es fundamental leer el etiquetado de los productos de limpieza. Es fundamental conocer la simbología y la nomenglatura que defina las características más importantes de cada producto en cuanto a su composición, grado de toxicidad, etc… De esta manera podemos evitar cualquier intoxicación, alergia o cualquier problema de salud de los trabajadores.

Los datos de mayor importancia que debemos consultar en las etiquetas de los productos son:

  • Tipo de peligro. Debemos analizarlo en el pictograma y en los textos que se encuentran en la etiqueta.
  • Medidas de seguridad. Se consultarán en los textos de la etiqueta. Siempre están acompañados de la letra “P” (Prudencia)
  • Instrucciones de uso. El fabricante debe describir las normas de uso básicas.
  • Teléfono de asistencia del fabricante. Fundamental para cualquier consulta técnica o de urgencia.

El Real Decreto 255/2003 regula, en España, la clasificación, envasado y etiquetas de preparados peligrosos.

Esta norma establece la siguiente clasificación:

-MUY TÓXICOS. Son los que, por inhalación, ingestión e incluso por contacto con la piel en poca cantidad, pueden provocar graves efectos y hasta la muerte. Son marcados en los envases de productos de limpieza con el símbolo T+.

-TÓXICOS. Son los que por inhalación, ingestión o por contacto incluso en pequeñas cantidades, pueden ocasionar problemas agudos o crónicos, llegando en su extremo a provocar la muerte. Son marcados con el símbolo T+.

-EXPLOSIVOS. Son sustancias que reaccionan exotérmicamente, también son oxígeno, y que pueden detonar según las condiciones. Como medidas de prevención básicas se deben evitar choques, fricción, formación de chispas, fuego o calor. Se marcan con el pictograma E.

– CORROSIVOS. Son capaces de destruir tejidos vivos como la piel sana. Se debe extremar la precaución a la hora de su empleo, ya que pueden ser muy dañinos en contacto con la piel o los ojos. También es importante no inhalar los vapores. Están marcados con la letra C.

-NOCIVOS. Se debe tener cuidado y evitar que cualquier persona ingiera este tipo de producto. Son altamente dañinos y vienen marcados con el símbolo Xn.

COMBURENTES.Sustancias y preparados que en contacto con otras sustancias (en especial las inflamables), producen una reacción fuertemente exotérmica, por lo que habrá que evitar todo contacto con sustancias combustibles. Se marcan con el pictograma 0.

FÁCILMENTE INFLAMABLES.Son líquidos con un punto de inflamación inferior a 21 grados, pero que no son altamente inflamables. Hay que mantener los productos lejos de llamas abiertas, chispas y fuentes de calor. Están etiquetados con el símbolo F.

-ESTREMADAMENTE INFLAMABLES.Son líquidos con un punto de inflamación inferior a 0 grados y un punto de ebullición máximo de 35 grados, y gases y mezclas de gases que, a presión normal y temperatura usual, son inflamables en el aire. Hay que mantener los productos lejos de llamas abiertas, chispas y fuentes de calor. Está etiquetado con F+.

-PELIGROSOS PARA EL MEDIO AMBIENTE. Son productos que, en el caso de ser liberados en el medio acuático o no acuático, pueden producir un daño al ecosistema. Su etiquetado contiene el pictograma N.

Para los profesionales de la limpieza es esencial conocer el significado de cada pictograma que pueden encontrar en los productos de limpieza. El conocimiento y la prevención en el trabajo a la hora de emplear los productos es básico en todas las actividades relacionadas con el trabajo de limpieza.

Funciones y diferencias entre conserje y portero

Cuáles son las diferencias entre conserjes y porteros

Son muchas las personas que a día de hoy siguen sin encontrar diferencias entre un portero y un conserje. Aunque os parezca que tienen las mismas funciones no es así, y por eso hemos querido aclararlo creando este post.

¿Qué es un Portero?

El portero es la persona encargada de vigilar la entrada y salida de cada una de las personas de una edificación de propietarios u oficinas. Además, vive en una casa-habitación inmueble que es propiedad de la comunidad en que trabaja por lo que su relación con los inquilinos es, inevitablemente, más estrecha. 

Es muy habitual ver a un portero acudir en la ayuda de vecinos para ayudar a solventar emergencias como puede ser un arreglo de una cañería rota o un apagón. 

¿Qué es un Conserje?

Los conserjes son los encargados del mantenimiento y seguridad del edificio y suelo ajardinado circundante. Suelen trabajar en viviendas, oficinas o escuelas. En este caso, los conserjes permanecen en su puesto de trabajo durante el horario estipulado puesto que no están vinculados a la finca por lo que no tienen como obligación asistir a las emergencias de los vecinos. 

Funciones de un Portero o Conserje

Las funciones que tienen en común y que deben de realizar son claras:

  • Abrir y cerrar el portal
  • Reparten la correspondencia
  • Encienden y apagan las luces y la calefacción
  • Recogen la basura de las zonas públicas

Existen casos especiales donde algunos conserjes o porteros pueden gestionar el cobro de los alquileres o de las cuotas de la comunidad, o cuidar locales y pisos vacíos previo acuerdo entre los vecinos.

Diferencias Salariales

Como veis, la cobertura de horarios y servicios suele variar mucho y por tanto se ve reflejado en su salario. Si que es verdad que en ambos casos su jornada laboral no debe superar las 40 horas semanales y dos días de descanso. 

El portero cobra el 85% de su sueldo en metálico y el 15% en especie. Además del salario, se le facilita una casa/habitación en el inmueble. 

El desembolso es menor en caso de contratar una empresa de servicios auxiliares que ejercen vínculo entre vecinos y conserjes. La cantidad mínima que deben recibir es de unos 543,46 € además de ahorrarse el ofrecer un espacio que habitar. 

Según los cálculos del Colegio de Administración de Fincas de Madrid, sólo en Madrid existen unos 20.000 porteros y conserjes de fincas urbanas. La figura del portero, se ha ido reciclando y aproximadamente un 30% de ellos se han transformado en conserjes o en trabajadores que prestan ese mismo servicio en empresas.